Monday, January 14, 2013

0

Cómo organizar el guardarropa de un hombre

Posted in

Suele suceder que a pesar de tener muchas alternativas en el guardarropa terminamos vistiendo las mismas prendas todas las semanas y vamos dejando algunas piezas que podrían aportar a nuestra imagen nuevas opciones ya sean para la oficina, ocasiones especiales o fines de semana.

Sigue estas prácticas recomendaciones que te ayudarán a renovar tu guardarropa y utilizar todas aquellas prendas que tienes olvidadas en un rincón. Recuerda que a veces la ropa que está guardada también puede deteriorarse y casi siempre terminan ocupando solo un espacio más, saturando tu guardarropa sin darle ningún uso.

1. Extrae todas las prendas del guardarropa. Es muy difícil ordenar todo si no lo tienes a la vista. Probablemente ni siquiera recuerdes lo que tienes, por lo que esta revisión te servirá además como renovación.

2. Selecciona las prendas. Debes probártelas todas. Algunas te quedarán grandes, no entrarás en algunas otras porque son de una talla que ya no te corresponde. Aquellas que utilizabas en la década pasada podrían estar ahi. Por lo que ha llegado el momento de quitar todo lo que ya no te sirve. Si tienes prendas desde hace más de 2 años que no usas debes aceptarlo: NO volverás a usarlas. 

Dejando claro ésto, es el momento de elegir.

3. Reorganización. Ya que seleccionaste te has dado cuenta que varias prendas sobrevivieron a este examen. Empieza a organizar por estilo (las que utilizas más frecuentemente debes dejarlas en un espacio más accesible). Las camisas se cuelgan cerradas de los primeros 3 botones para evitar que se deformen. Si quiere una organización más detallada cuelga por colores desde los más claros a los más oscuros o viceversa y por tipo de prenda. Ej.: una línea de pantalones, una de camisas, sacos, chaquetas y chalecos dejándolos atrás y con bolsas de tela que las cubran porque son las prendas que debes considerar como más delicadas.

4. Renovación y nuevas adquisiciones. Ahora que sabes lo que tienes y has visto la diferencia entre calidad y cantidad de tus prendas es necesario salir a comprar lo que te hace falta o simplemente para ir refrescando poco a poco tu imagen. Te recomiendo adquirir una prenda cada quince días o en su defecto una vez al mes. Recuerda que es mejor comprar prendas de calidad que tendrán larga durabilidad en lugar de comprar mayor cantidad que en lugar de ser una inversión se convertirán en un gasto innecesario.

5. No compres a la ligera. Primero haz un recorrido por las tiendas y empieza a probarte las que más te llamen la atención. Visita varios lugares antes de decidir considerando precios, calidad y diseños. Poco a poco serás más exigente y más detallista al momento de elegir tus prendas de vestir. No olvides que deben ser un aporte a tu imagen. Comprar a la ligera puede ocasionar que al llegar a casa la prenda deje de gustarte.

Si quieres más recomendaciones y consejos o el servicio de Personal Shopper escríbeme directamente a http://www.carloseduardoparedes.com/#!contacto/c2q4

0 comentarios:

Compartir